+34 639 481 987

El significado de soltar

Un día, a principios del 2015, escribí en la pizarra de mi cocina: “soltar”. Cuando escribí esta palabra lo hice a modo de mantra, necesitaba soltar una etapa de mi vida, una relación que había terminado. En marzo de ese año hice un viaje a Tailandia donde descubrí un «nuevo» significado  de «soltar», y  después de ese viaje escribí estas palabras:

Cuando echo la vista atrás me doy cuenta de que mis mejores momentos han sido aquellos que llegaron sin ser esperados porque fue entonces cuando me abrí a vivirlos tal cual fueron. Sin expectativas. Es entonces cuando me dejé llevar por lo que iba surgiendo sin pensar en lo que ocurriría después o en lo que “debería haber sido”.

“Soltar” no se limita a dejar atrás una etapa o una persona… “soltar” también significa abrirme a todo lo que me llega. Y es que para “soltar” hace falta ENTREGA. No vale pasar de puntillas por una experiencia para evitarme un “posible futuro sufrimiento”. Entrega es abrirme a vivir plenamente mi presente. Sin juzgarlo. “Soltar” es dejar de decir a mi vida cómo tiene que ser. Dejar de querer controlar a mi vida y a lo que en ella ocurre. Es CONFIAR en que ella sabe más que yo. Es decir «sí a todo tal y como es».

Y cuando confío me abro al agradecimiento. Todo lo que me llega es un regalo, aunque no sepa verlo en ese momento. Y es un regalo tanto lo que la vida me da como lo que la vida me quita. Y es que «la contrariedad abre el alma a una luz que la prosperidad le niega».

Porque cuando algo termina, una etapa, una relación, un trabajo…se abre un espacio para que llegue otra cosa. Para que llegue algo que está más alineado con lo que necesito vivir, más en armonía con mi esencia. Y cuando se abre ese espacio puedo sentir una falsa sensación de vacío. Pero ese vacío no es real.

Esa pregunta que tanto hemos escuchado ¿el vaso medio vacío o medio lleno? para ver si estamos viendo una situación como positiva o negativa…para mi no tiene sentido. El vaso siempre está lleno, lleno de aire. Y es que a veces para “llenarlo” realmente hace falta que “lo vaciemos”, que lo llenemos de aire, que dejemos espacio a lo que nos quiere llegar.

Ahora creo que “soltar” es abrirme a ese espacio. Es entregarme a mi vida. Confiando.

Cinco meses después de escribir estas palabras dejé el trabajo que tenía para dedicarme al coaching. Hoy vuelvo a dar gracias a mi vida tal y como es.

Fotografía de Loamador, «Sukhothai – Tailandia (Marzo 2015)»

Diciembre es en nuestra cultura un periodo de recogimiento que sirve para reflexionar sobre lo que ha sucedido durante el último año. Es momento para cerrar ciclo, algo que deberíamos hacer cada cierto tiempo para avanzar en el camino de nuestra evolución personal. 
¿Quieres que te acompañemos en una sesión individual de coaching a hacer balance de este 2018 y cerrar ciclo para comenzar un camino más alineado con tu esencia?  Escríbenos para reservar tu cita a coachingdesalud@salutis.es
Laura Ortiz Amador
Coach ACC certificada por ICF (International Coach Federation) Coach Profesional Certificada por Lider-Haz-Go! Experto Universitario en Coaching Profesional por UEMC (Universidad Europea Miguel de Cervantes), especialización en Coaching de salud. Bióloga (UCM). Profesional autónomo de la Industria Farmacéutica en Investigación Clínica. Coach de salud en Salutis Healthcare.

Nos interesa tu opinión. ¡Deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Descubre el Coaching de Salud!

¡Suscríbete a nuestras últimas noticias!

Si quieres estar al día en el cuidado de la salud con nuestras últimas noticias sólo tienes que enviarnos tu correo