salud feliz

¿Qué factor determina tu salud?

Vivimos en un universo de azar.

En un mundo donde nuestro futuro no está cien por cien determinado. Donde para bien o para mal nuestras decisiones y acciones influyen en nuestro futuro, pero sin que podamos asegurar una verdadera relación de causa y efecto.

¿Crees que es inevitable enfermar?

La cuestión no es tan sencilla. Podemos cuidar nuestra salud hasta extremos insospechados y nada nos impedirá enfermar en el momento más inesperado. 

Podemos fumar durante años y quedar libres de un cáncer de pulmón. Incluso cuando cada vez tenemos más información sobre nuestras características genéticas o sobre la previsible evolución de la enfermedad que padecemos, nada está determinado.

Y sin embargo, este mundo no determinista no supone que vivamos en un mundo libre de causa y efecto, o sobre el que no podamos tener certezas y que esas certezas, en este universo de azar, se transformen en probabilidades. 

Hábitos y salud

Retomando los ejemplos anteriores, sabemos que fumando compulsivamente hay una alta probabilidad de desarrollar un cáncer de pulmón. También sabemos que una alimentación saludable no sólo puede reducir las posibilidades de contraer numerosas enfermedades, sino que además mejora  el pronóstico de muchas de ellas cuando sabemos el diagnóstico.

Independientemente de cuál sea nuestro estado de salud actual es bueno recordar que lo que hagamos hoy va a influir en nuestra calidad de vida futura.

Desde mi creencia y experiencia personal, tanto si hemos sido diagnosticados con una enfermedad como si gozamos de un perfecto estado de salud, tenemos la responsabilidad y el poder de influir en ella con nuestros hábitos en pos de una vida más saludable.

Determinantes de la salud

Y en esto coinciden la mayoría de investigaciones recientes: aunque genética y entorno influyen como factores que definen nuestro estado de salud, el factor que está y puede incidir con gran impacto en nuestra salud (con una influencia del cuarenta al cincuenta por ciento, según estudios) es nuestro estilo de vida.

Estilo de vida entendido en un modo amplio (nuestra alimentación, el ejercicio que hagamos, las rutinas de descanso, nuestro equilibrio emocional y vital), que es fruto de nuestras decisiones personales y que va a permitirnos llevar una mejor calidad de vida, una vida más saludable.

Vivimos en una época privilegiada para este propósito!.

Durante este siglo asistiremos, sin duda, al acceso sencillo y económico a nuestro mapa genético, conociendo los riesgos asociados al mismo y permitiéndonos disminuir su influencia con actuaciones personalizadas.

“Todos los organismos que tienen una base genética distintiva, tienen diferentes necesidades que deben cumplir para tener un estado óptimo de bienestar”. R J Williams.

[/section]

Creo que lo que heredamos son disposiciones, no destinos, tendencias y no certidumbres. Y ante cualquier baza de la vida el resultado de mayor o menor realización dependerá de cómo utilicemos nuestras cartas, sin olvidarnos de un aspecto que ningún análisis genético recogerá, como es el valor intrínseco del individuo, su capacidad de mejora y de adaptación a los cambios y que es la verdadera razón por la que escribo este post: ¡tu capacidad para cambiar!.

  • ¿Qué grado de influencia piensas que tienes sobre tu salud?
  • ¿Que nivel de conocimiento posees sobre tus antecedentes familiares, dolencias, genética, enfermedades, etc? ¿a qué te mueve?
  • ¿Como intervienes con tu estilo de vida cuando llegan los síntomas en alguna parte de tu cuerpo?
  • Si padeces alguna enfermedad, ¿qué aspectos de tu vida crees que podrían mejorar tu calidad de vida?

Dejo estos interrogantes porque creo que merece la pena trabajar en las actitudes, predisposiciones y comportamientos en nuestro día a día que pueden facilitarnos una vida más plena y saludable.

¿Te animas a responder?

Bibliografía:

Edwin Choi, et. al. (2019) https://www.goinvo.com/vision/determinants-of-health

Tarlov, A.R., (1999) Public Policy Frameworks for Improving Population Health. Annals of the New York Academy of Sciences. Marc Lalonde, Canadá, Ministry of Health.

Azanza Esteban, A. Salud Pública. (2005) Sistema de Asistencia Sanitaria. Educación sanitaria y promoción de salud.  Editorial Editex.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Envianos un mensaje!