+34 639 481 987

La relación materna y su influencia en una joven con sobrepeso

La relación materna y su influencia en una joven con sobrepeso

Probablemente te estarás preguntando qué tienen que ver las relaciones con la salud,  y ¿cómo puede una relación materna influir en una joven con sobrepeso? , ¿De qué manera puede afectar a su objetivo de salud? La respuesta bajo mi experiencia es: ¡¡mucho!!

El otro día escuchaba a una compañera coach de salud, hablar sobre cómo de la misma forma que existen alimentos clave para la subsistencia del cuerpo, existen otra serie de alimentos primarios para nuestra salud que no tienen que ver con lo que ponemos en nuestro plato, como puede ser nuestro entorno, nuestro trabajo, nuestra espiritualidad y como no, nuestras relaciones!

No cabe duda de que existen unas conexiones tangibles entre la salud física y emocional, de manera que si nuestras relaciones nos generan más estrés que energía, este hecho nos puede afectar a nivel celular y hacer que nos sintamos agotados, con malas digestiones y problemas para dormir, hacer ejercicio, etc.

Acompañamiento al cambio

Hoy quiero compartir el caso de Susana (nombre ficticio) , una chica adolescente de 16 años a la que acompañé en un proceso de coaching de salud. Sus padres me llamaron porque estaban preocupados por su mala alimentación (conducta ansiosa con la comida), y su incipiente sobrepeso.

Los factores probados de información + comida saludable, no les estaban dando el resultado de cuerpo sano esperado. Indicarle lo que era mejor para ella (“come menos, haz más ejercicio, sal más”, etc.) solo le generaba rechazo, problemas con los estudios y discusiones en casa.

Susana había crecido en un entorno donde desde pequeña se había ensalzado mucho el aspecto físico (su madre trabajaba en el mundo de la moda), y la joven adolescente había adquirido la creencia de que “la comida era algo prohibido si querías ser bonita”. Sus padres trabajaban mucho y aunque manifestaban querer estar cerca de ella, no comían en casa entre semana y, alguna vez hacían las cenas juntos.

Eran frecuentes las discusiones y comentarios sobre lo que faltaba o no en la alacena del pan y los dulces, y ello daba lugar a confrontaciones frecuentes relacionadas con la comida. Las cenas se habían convertido en momentos en los que vigilarse, reprocharse y premiarse con comida. 

A diario Susana tomaba lo que le había dejado su madre para comer y, casi siempre, ¡mucho más!

Sesión de descubrimiento

Cuando comenzamos la fase de “descubrimiento” la chica comenzó a dejar salir mucho de su enfado, su rabia y sus sentimientos con respecto a las obligaciones de cuidarse, sobre su aspecto físico, y sobre todo los sentimientos encontrados con respecto a su madre, las costumbres de su familia y la incomprensión que sentía en su casa.

Hábitos de salud

Tocaba revisar su entorno y sus rutinas. Identificamos cómo el desequilibrio entre lo que la chica comía, lo que dormía y sus rutinas diarias, estaban afectando a su ánimo, su rendimiento académico y su salud emocional. Demasiadas galletas, bebidas light y comida rápida…, demasiado tiempo de conexión con el móvil y escasa o nula conexión social real. Al mismo tiempo, Susana se dio cuenta de que tenía un vivo deseo de escapar de la presión de tener una imagen ideal o idealizada de sí misma (curiosamente como su madre lograba a base de restricciones y de control), y de las críticas que recibía en casa, y su manera de hacerlo era a través de la “comida”.

Herramientas de auto-descubrimiento

Durante las sesiones practicamos diferentes dinámicas para descubrir sus aficiones, sus fortalezas, sus aversiones e ilusiones, etc.  De alguna forma, este trabajo le permitió ver que podía valorarse más allá de una forma física, que podía encontrar y expresar su singularidad más allá del mundo que había aprendido a admirar, y que ensalzaba lo sofisticado, lo perfecto y superficial.

Foco en las relaciones

El trabajo en la relación con su madre fue especialmente importante. Llevaba una actividad laboral muy absorbente y pasaba mucho tiempo fuera de casa. Uno de los hábitos que comenzó a practicar fue el de desayunar con su hija antes de irse al trabajo. Experimentó un gran click mental al descubrir que su misión no era esconder el pan y los dulces a su hija o regañarla cuando desaparecían, y que eso era totalmente contraproducente para su objetivo y para su relación. Comenzó a planificar las comidas con mayor dedicación y amor, y convirtió su hogar en un lugar donde se pudiesen escoger alimentos saludables, se respetasen horarios, y sobre todo se construyesen momentos de encuentro y paz alrededor de la mesa.

Desde un punto de vista más psicológico y personal, he comprobado que una hija puede ser el reflejo de lo que yo como mujer necesito mirar en mi misma. Y ahí hay que andar con mucha cautela, ya que podemos caer en la trampa de proyectar nuestras frustraciones y deseos en la otra persona, y castigar las actitudes y comportamientos que vivimos con represión en nuestra propia vida.

Fue necesario involucrar a toda la familia en un trabajo conjunto de bienestar y, en esas sesiones de Coaching de salud, todos pudieron renovar su visión de familia en la que los valores como el respeto, la autonomía y las rutinas saludables fuesen los focos que guiasen su día a día.

Y ahora te pregunto:

¿Has intentado alguna vez cuidarte organizando tu compra, tu alimentación, tu rutina de ejercicio, etc., y te has sentido apoyado/a, o más bien te has sentido en lucha por ello? ¿Te ha entrado malestar derivado de algún conflicto al respecto con tu familia?¿Has realizado actos de abuso de comida, bebida, tabaco etc. después de ello?

Si la persona que convive contigo se pone a comer helado delante de ti cuando estás intentando perder peso, o sube el volumen de la música cuando estás trabajando, o te pone pegas para hacer tus rutinas con sus demandas… ¡nada puede fluir! En cambio, si las personas que están a nuestro lado aprenden a escucharnos, a aceptarnos en lugar de juzgarnos o criticarnos, legitiman nuestros anhelos y los respetan, nuestra vida pueda fluir dulcemente hacia un lugar de autodescubrimiento, de cambio y de transformación.

La relación que tenemos con los demás puede ser clave a la hora de estar saludables. Reprimir o expresar nuestras emociones y necesidades puede bloquear o encauzar nuestras energías hacia nuestros objetivos de vida y de salud.

Cuando hablemos de nuestra salud no olvidemos repasar también el estado de nuestras relaciones. Cómo interactuamos con las personas significativas de nuestra vida, qué nos transmiten, cómo nos sentimos con respecto a ellas. 

Para ello te invito hoy a preguntarte…

  • ¿Sientes soporte o desconexión en tus relaciones?
  • ¿Te aportan vitalidad o te estresan?
  • ¿Te respetas ante sus demandas o no pones límites?

Una vez que lo hayas hecho, observa tus objetivos a la luz de tus respuestas.

Susana descubrió que al poder conversar desde la confianza con su madre, pudo mirarse a ella misma y sus rutinas desde otra perspectiva. Un lugar nuevo que le permitió construir una imagen renovada y positiva de sí misma, y entrenar su autoeficacia a través de pequeños retos. Pudo dar un sentido nuevo al acto de comer y aprender a decidir qué, cuánto y cómo hacerlo.

Con el tiempo, su madre me comentó que tanto su forma de vestir en casa (llevando otra cosa que no fuese una un viejo pijama), como su higiene diaria y sus quejas en la mesa se habían transformado.

El cambio de enfoque de la comida al entendimiento y la búsqueda de su auto-aceptación fueron los escalones necesarios para que Susana (y también su madre), pudiese elevarse por encima de sus críticas, y descubriese que podía cuidarse desde un lugar menos exigente, permitiendo que su cuerpo respondiese de forma más amable.

El peso, a partir de ese trabajo, ya no fue lo más importante.

(Leo todas tus reflexiones en los comentarios, o de forma privada en mi email)

 

María Becerril
www.coachingdesalud.com
maria@salutis.es

 

 

 

coachingdesalud

Nos interesa tu opinión. ¡Deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Quiero matricularme en el curso de Autocuidado

    Si deseas información sobre las sesiones de Coaching de salud (individual) para el Autocuidado, te enviaremos las especificaciones del servicio.

    Si deseas incorporarte a las sesiones de coaching grupal, coméntanos en qué área de tu salud/bienestar te gustaría mejorar, para que podamos informarte de su funcionamiento.

    Pronto nos pondremos en contacto para definir juntos las bases de la dinámica que mejor se ajuste a tus expectativas.


    ¡Gracias!

      Quiero matricularme en el curso para el Ciclo Avanzado

      ¡Bienvenid@ a la Escuela de Coaching de Salud!. Necesitamos recibir los siguientes datos para proceder a tu inscripción:

      Forma de Pago:

      *Para Transferencia Nacional: IBAN Escuela Salutis Healthcare: ES 12 0128 0058 49 0100021504 (indica nombre y apellido)"

      Una vez que te respondamos con el link de pago y se efectúe el mismo, recibirás las claves de conexión e instrucciones para realizar el curso.


      ¡Gracias!

        Quiero matricularme en el curso para el Ciclo Inicial

        ¡Bienvenid@ a la Escuela de Coaching de Salud!. Necesitamos recibir los siguientes datos para proceder a tu inscripción:

        Forma de Pago:

        *Para Transferencia Nacional: IBAN Escuela Salutis Healthcare: ES 12 0128 0058 49 0100021504 (indica nombre y apellido)"

        Una vez que te respondamos con el link de pago y se efectúe el mismo, recibirás las claves de conexión e instrucciones para realizar el curso.


        ¡Gracias!

          Quiero matricularme en el curso para Profesionales Sanitarios

          ¡Bienvenid@ a la Escuela de Coaching de Salud!. Necesitamos recibir los siguientes datos para proceder a tu inscripción:

          Forma de Pago:

          *Para Transferencia Nacional: IBAN Escuela Salutis Healthcare: ES 12 0128 0058 49 0100021504 (indica nombre y apellido)"

          Una vez que te respondamos con el link de pago y se efectúe el mismo, recibirás las claves de conexión e instrucciones para realizar el curso.


          ¡Gracias!

            ¡Contáctate con nosotros!

            Si quieres solicitar más información, enviarnos tus consultas o sugerencias, sólo tienen que dejarnos tu correo.

              ¡Descubre la Formación en Coaching de Salud!

              ¡Descubre nuestros Programas en Coaching de Salud y acompaña a las personas a alcanzar la versión más saludable de sí mismas! Si deseas más información, solo tienes que dejarnos tu correo.

              ¿Por cuál te gustaría consultar?

                Información sobre documentos y articulos.

                El copyright de los artículos de acceso libre en la red es propiedad de sus autores y se ha incluido con objeto meramente informativo. Si se desea enlazarlo desde otro lugar o retirarlo solicite información completando el siguiente formulario:

                  ¡Descubre la Formación en Coaching de Salud!

                  ¡Descubre nuestros Programas en Coaching de Salud y acompaña a las personas a alcanzar la versión más saludable de sí mismas! Si deseas más información, solo tienes que dejarnos tu correo.

                  ¿Por cuál te gustaría consultar?