+34 639 481 987

La salud también tiene su coaching

La salud también tiene su coaching

En la actualidad existen infinitas propuestas para que la persona tome un papel mas activo en lo que concierne a su salud. Como contrapartida cada vez más gente desayuna un café bebido, se pone directamente a trabajar, y/o toma un refresco Zero frente a su ordenador. No cambia de postura durante horas y, finaliza la jornada con cerveza, picando entre horas y/o con otros estimulantes (tabaco, redes sociales, tv)  para liberar su estrés, dando lugar a un pobre descanso y una mala salud.

Pero las consecuencias de romper los ciclos naturales acordes con la propia naturaleza son nefastas para el cuerpo y cada organismo puede avisar de una manera distinta: dolor, bajada de defensas, cansancio, etc.

Yo misma pude sufrir esta realidad en primera persona al alimentar un estilo de vida desequilibrado que me hacía vivir sin energía, con malos hábitos y mucho estrés.

Afortunadamente, hoy puedo decir que superé esa etapa. No fue un proceso fácil, no fue un proceso cómodo, pero gracias a formularme las preguntas adecuadas y a activar los recursos que mi cuerpo y mi mente necesitaban, hoy puedo decir que soy una persona mas sana y con mas energía.

¿Deseas hacer cambios en tu salud y no sabes por dónde comenzar?

La filosofía del coaching asegura que todo el mundo está capacitado para mejorar una situación si sabe como hacerlo y cuenta con los recursos para ello. Un coach experto en salud y bienestar, te facilitará el camino hacia tu ser más saludable trabajando cambios positivos para aumentar tu bienestar.

El coach aparece como pieza clave para hacer de puente entre una situación actual y la situación deseada, esa que te llevaría a estar más activo y saludable. Y el camino que te invita a recorrer no se basa en ofrecer información o dar consejos sobre lo que tienes que hacer, sino en formular las preguntas que te permitan hacer un cambio de perspectiva hacia una posición  de poder. Que transforme el “no puedo”, “no sirvo”, “soy así”, en un “yo puedo”, “estoy mejorando”, “cada día soy más saludable”.  El poder cambiar de perspectiva permite realizar las acciones necesarias para lograr metas que, de acuerdo a creencias antiguas, podrían parecer inalcanzables para la persona.

El coach de salud tiene la habilidad de hacer preguntas poderosas que mueven a la acción. Es esa persona que sabe como animarte a hacer esos cambios positivos que has escuchado tantas veces a tu médico, tu dietista o tu pareja, y no acabas de realizar.

De forma muy resumida el proceso de coaching consiste en:

  1. Hacerse preguntas: ¿qué quieres, que te ha funcionado, qué no, qué obstáculos tienes y que querrías hacer con ellos?. Y
  2. Actuar: significa llevar a cabo todas esas cosas que has planificado antes, pasar a la acción y ejecutar los cambios.

¿Quieres acelerar la consecución de tus objetivos de salud y bienestar? ¡¡Prepárate para descubrir cosas muy interesantes sobre ti mism@ durante este proceso.!!

1º FIJA TU OBJETIVO

¿Qué cambios quieres conseguir para tu salud y estilo de vida?.

Como sabrás, tus percepciones forman pensamientos que dan lugar a creencias, que llevan a la acción y a resultados concretos. Por tanto, elige tus objetivos de forma inteligente. Un objetivo inteligente es aquel que es importante para ti porque es:

  • Personal (propio no impuesto)
  • Realista (puedes conseguirlo y al mismo tiempo es retador)
  • Satisface tus necesidades de autonomía, competencia y conexión.

Defínelo de forma positiva: cuando deseas cambiar puedes cometer el error de centrarte en aquello que quieres dejar de hacer, “lo que tengo que evitar”, “de lo que huyo..”, pero el cambio de la aspiración es más eficaz que el de la desesperación. Por ello, piensa: ¿dónde quieres ir y como quieres estar?

Tu coach te va a ayudar a poner tu GPS interior en dirección a tu salud cuestionándote:

  • Qué quieres conseguir
  • Cómo mejoraría tu salud si lo consiguieses
  • Por qué ahora es buen momento
  • Qué emociones o sentimientos tienes sobre realizar estos cambios
  • Cuáles son tus esperanzas y tus miedos
  • Cómo sabrás si lo has conseguido

Al responderte a estas preguntas puedes elaborar tu visión de salud: es decir, una declaración adulta de tu “Yo Saludable”. Una frase a modo de mantra que reforzará tu compromiso con aquello que te propongas conseguir.

Si no te gusta escribir, prueba a recuperar una fotografía que exprese tus valores saludables o recorta una imagen que represente ese objetivo.

2º EVALUA TU SITUACIÓN

El siguiente paso es saber donde estas con respecto a tu objetivo. Presta atención a tus comportamientos diarios y pregúntate:

  • ¿Qué actos y elecciones apoyan mi objetivo de salud hoy? Anótalos! hazlo aunque te parezcan ridículos o sin importancia. ¡Todo cuenta!.
  • ¿Qué saboteadores (situaciones, personas, entornos, etc.) te impiden llevar a cabo lo que deseas conseguir y te tientan a abandonar los buenos hábitos?
  • ¿Qué información, apoyo, recursos necesitas tener para conseguir tu objetivo?

3º DIBUJA UN PLAN

Las respuestas a estas preguntas te dan una imagen clara de tu punto de partida, necesario para afianzar tus siguientes pasos:

  • Crear un plan de acción y medir tus progresos.

Un plan de acción es lo que transforma tus buenas intenciones en algo concreto y realizable. Para crear un plan de acción pregúntate:

  • ¿Cuándo voy a comenzar a hacer estos cambios?
  • ¿Cuál será mi primer paso?
  • ¿Cuál será mi siguiente paso?
  • ¿Quién me puede ayudar durante el cambio?
  • ¿Quién puede sabotearme, intencionadamente o no?
  • ¿Qué tendría que dejar de hacer para conseguir este cambio?
  • ¿Cómo puedo adaptar mi entorno para que me ayude?
  • ¿Cómo voy a medir mi progreso? (energía, tensión, peso, etc.)
  • ¿Como me voy a recompensar si lo consigo?

Tus respuestas serán los ladrillos que darán estructura tu plan de acción. Una vez diseñado, estarás preparado para comenzar a actuar.

3º  ACTUA

Se trata de pasar a la acción y con la acción ocurre la magia. Piensa que las buenas intenciones no tienen nada que ver con las buenas ejecuciones, de nada sirve decir “voy a hacer x, y o z”. En algún momento debes empezar a hacer realidad tus intenciones. Si por ejemplo, te propones hacer ejercicio antes de comer y llevas tu bolsa de deporte al trabajo pero tus compañeros te invitan a comer (oferta tentadora..),  tira de nuevo de la batería de preguntas de la 1ªfase:

  • ¿Cuál es mi objetivo?
  • ¿Cómo mejorará mi salud si lo consigo?
  • ¿Por qué es tan importante para mi ahora?
  • ¿Cómo mejorará mi salud, cuando lo logre?

Otras preguntas para moverte a la acción serían:

  • ¿Cuando pase una hora, de que decisión me sentiré más satisfecho u orgulloso?
  • ¿Qué decisión me hará arrepentirme menos?
  • ¿Qué elegiría mi “Yo saludable”?

Puede existir un obstáculo que genere conflicto de valores entre las decisiones ideales y otros intereses vitales. Por ej., puedes creer que mantener tus relaciones en el trabajo entraría en conflicto con dejar de fumar.

Una buena estrategia para ayudar en el cambio es hacer saber a tus familiares colegas o amigos tu decisión de cambiar. Dar a conocer tus compromisos de salud te ayudará a sentirte más legitimado para cambiar.

4.¡CELEBRA!

Llega la hora de identificar progresos y reconocer nuestro mérito, y lo verdaderamente importante no es el logro de los objetivos sino los progresos que se han ido realizando a lo largo del proceso, la persona en la que te vas convirtiendo cuando eres capaz de superar esos malos hábitos.

Muchas personas llevan semanas de esfuerzo para conseguir un objetivo y cuando lo logran ni siquiera son capaces de concederse 30 segundos de reconocimiento. Y puedes hacerte regalos materiales para celebrar lo actuado, pero existe otra forma más económica como recoger tus logros en un diario. Poner en palabras tus logros ayuda a que tu cerebro fije hábitos. Recuerda: Cada pequeña cosa cuenta. Si solías comer dulces como galletas después de cenar y hoy  has tomado una fruta, ¡anótalo!, ¡es una ganancia! 😉

Equipado con las preguntas y la confianza adecuadas, estás en el camino para lograr el cambio de hábitos que llevará tu salud a un nivel superior.

 

María Becerril Rodríguez

Coach de Salud, Coach PCC. maria@salutis.es

Directora de la Escuela de Coaching y Salud

María Becerril
Coach PCC certificada por ICF (International Coach Federation) Coach de Salud Certificada por Wellcoaches. Boston. Master en Dietética y Nutrición por UCA (Universidad de Cádiz), especialización en Trastornos de la Conducta Alimentaria. Documentalista en Investigación Médica (SEDIC). Especialista en Salud Natural (Barcelona). Coach de salud en Salutis Healthcare.

Nos interesa tu opinión. ¡Deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Descubre la Formación en Coaching de Salud!

¡Descubre nuestros Programas en Coaching de Salud y acompaña a las personas a alcanzar la versión más saludable de sí mismas! Si deseas más información, solo tienes que dejarnos tu correo.

¿Por cuál te gustaría consultar?